Mocosoft se echa para atrás con sus políticas de DRM.

Pareciera que el calor generado por los fans fue demasiado para Microsoft y han anunciado que darán marcha atrás a todas sus políticas de DRM, es decir:

– Ya no será necesario hacer online check cada 24 horas, para jugar.

– Podrás prestar y revender tus juegos en formato físico sin restricciones, aunque no será lo mismo con los juegos digitales.

– No habrá bloqueo regional.

Pero no crean que esto fue un acto de nobleza de Microsoft para sus consumidores. Estoy seguro que esta decisión se tomó cuando los análisis del mercado demostraron que muchísima gente perdió interés en su consola después de que se anunciaron estas medidas y más aún cuando sus competidores no se les unieron. Seguro la proyección de ventas de XBox One fue tan mala que no tuvieron alternativa. La prueba de esto es la forma tan prepotente con la que, en un principio, Microsoft trató a las inquietudes de sus fans. Recordemos a Major Nelson diciendo: “Si no tienen una buena conexión a internet para cumplir los requerimientos de XBox One, tenemos un producto para ustedes: XBox 360.” Pero al ver que el disgusto de los fans era tan grande que realmente iba a tener un impacto poderoso en las finanzas de la empresa, no les quedó de otra y tuvieron que echarse para atrás.

¿Pero qué implica este retroceso? Primero que nada, tendrán que invertir mucho dinero en dar marcha atrás a todo el avance que han hecho y tendrán que hacerlo contra reloj. Y desarrollar y testear todos los cambios no será sencillo ni barato. Se dice por ahí que estos cambios no vendrán con las nuevas consolas, sino que habrá que descargar un parche. Probablemente porque la consola ya entró a producción o por la pesadilla logística que será desplegar la solución teniendo en cuenta que habrá muchas consolas dispersas por ahí en manos de testers. Segundo: Más que ser parte de su discurso de ventas a sus consumidores, la XBox One estaba diseñada para atraer a los distribuidores. Para que la consola volviera a manos de los jugadores, esta tuvo que ser arrancada de los distribuidores. ¿Recuerdan como veíamos a EA y Microsoft tomados de la mano en el E3 al son de la música de Hapy Toghether? Seguro la luna de miel se ha acabado. Sobretodo que teniendo en cuenta que EA siempre ha sido otro de los grandes paladines del DRM y no son ajenos a aplicar medidas absurdas para validar sus juegos. Habrá que ver qué resulta de esto.

Al final, parece que este retroceso le está costando mucho a Microsoft y habrá que ver cuánto de eso realmente estarán dispuestos a echar para atrás. Después de todo, la XBox One fue concebida para lo que fue presentada. Y eso es mucho tiempo y esfuerzo en desarrollo y plenaeación yéndose por el drenaje. Todas las negociaciones y acuerdos con los distribuidores, todo el trabajo planeando el nuevo modelo de negocios, asegurando canales de distribución para su nueva forma de vender videojuegos. Todo eso desapareció en cuestión de días y realmente no lo veo desaparecer tan fácilmente. Si el DRM se va a ir con un parche, podrá regresar con otro y puede que esto sea una medida temporal para aliviar la presión que sufrirá la consola en sus primeros meses, quizá años, a la venta.

Microsoft nunca ha sido una empresa que se caracterice por poner a sus usuarios en la prioridad más alta. La XBox 360 fue barata y salió un año antes de las demás consolas de esa generación. Y eso fue porque Microsoft necesitaba contruir una base sólida de lealtad en sus consumidores y asegurar un buen lugar en el mercado. Trataron de convertirse en un producto de status y fortalecieron eso al adoptar al hardcore gamer como una identidad inducida por marketing, como una forma de asegurar lealtad entre sus clientes. Lealtad que aprovecharían para cuando llegara el momento de lanzar una consola llena de DRM como la XBox One. Sin embargo, parece que erraron su pronóstico y hasta cierto punto es bueno que hayan retrocedido, ya que demuestra que no importa el marketing que apliques, no podrás darte el lujo de vender cualquier basura exitosamente. La consola aún tiene problemas como su precio elevado pese a tener peor Hardware, los costos por hacer cualquier cosa online y el uso obligatorio de Kinect, pero los consumidores podrán anotarse una victoria bien merecida, pero eso es sólo una batalla de una guerra que durará por toda esta generaciónde consolas. Una guerra entre los consumidores y los distribuidores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: