Fallout 3: Un RPG de verdad.

Cuando uno lee este título, puede pensar “¿Qué hay de juegos como Final Fantasy o The Legend of Zelda, acaso esos no son RPGs de verdad?”.  La verdad es que esos y muchos otros tantos videojuegos que caen en ese género son muy buenos, pero me iré al sentido literal de la expresión, Role-Playing Game. En nuestra época, no es tan sencillo oír esto e imaginar a un grupo de amigos sentados en torno a una mesa, narrando en conjunto una aventura. Sin embargo, ese es el origen del término. Y en sentido literal, un RPG es un juego de interpretar papeles.

Fallout 3 es uno de los pocos juegos que busca rescatar la idea original de los RPGs y llevarla  a la consola. Ciertamente no es el primero, pero sí uno de los mejores logrados. Desde el principio uno tiene la oportunidad de crear a su personaje; definir sus características tanto de apariencia como de atributos. Usando el sistema SPECIAL, uno puntúa siete aspectos que definirán al protagonista. (Fuerza, Percepción, Resistencia, Carisma, Inteligencia, Agilidad y Suerte por sus siglas en inglés.) Y de ahí se embarca a una aventura en un mundo completamente nuevo.

El juego se sitúa en Washington DC durante el siglo XXIII, una gran guerra nuclear ha devastado gran parte de las zonas habitables y la mayor parte de los supervivientes fueron personas que lograron vivir en refugios autosustenables conocidos como Bóvedas (Vaults). El protagonista es un habitante de uno de estos refugios conocido como la Bóveda 101. Vive, trabaja y duerme ahí sin conocer nada del mundo exterior. Un buen día, su padre escapa y él es perseguido por órdenes del Superintendente, la mayor autoridad en la Bóveda 101. Con ayuda de una amiga, nuestro protagonista consigue escapar y pone pie en un yermo nuclear del cual nada se había sabido por los últimos 2 siglos.

Si bien, esta primera escena sirve como un preludio y es un tanto lineal. Una vez fuera, el jugador tiene el completo control. Los escenarios son impresionantes y todos los personajes están muy bien desarrollados en sus trasfondos. El mundo del juego es grande e intrincado, con toda clase de enemigos; que van desde los asaltantes de caminos hasta criaturas mutadas por la sobreexposición a la radiación. Casi todos los objetos del juego pueden ser recogidos y utilizados como arma o para fines de comercio. Los escenarios muestran las ruinas de lo que una vez fuera la capital de EEUU y existen asentamientos que muestran la testarudez de la raza humana y como hace esta para aferrarse a la existencia. La atmósfera postapocalíptica del juego se mete bajo la piel al ver un un entorno tan meticulosamente recreado y por momentos uno se siente apresado por esa abrumadora sensación de desolación al recorrer las vastas tierras áridas del yermo o las improvisadas ciudades que se yerguen en lugares extraños.

Desde el primer momento, es difícil de ver la dimensión que tienen las acciones del jugador dentro el desarrollo del juego. Pero a medida que uno avanza, se da cuenta de las infinitas posibilidades que pueden ser exploradas. Siempre hay más de un camino de conseguir lo que uno se propone, la negociación, la fuerza, el ingenio. Aquí es donde uno puede ver el peso que tiene la creación del personaje. Que no sólo influye en sus aptitudes sino en las opciones de diálogo. Del mismo modo, las decisiones del jugador tienen un gran peso y las posibilidades son tan variadas como su mente se lo permita. ¿Quieres terminar con la vida de un personaje odioso? Claro, sólo ve a donde está, saca tu pistola y llénalo de plomo hasta que deje de respirar. Así de sencillo, no existe ninguna clase de restricciones y toda acción tiene sus consecuencias, desde la pérdida o ganancia de Karma (la manera en que el juego ve si tu personaje es bondadoso o malvado y que influirá en el resultado de terminar los quests de la línea de historia principal) hasta tener a un pueblo enardecido atacándote apenas te ven atravesar sus puertas.

En realidad, no existe una manera correcta o incorrecta de jugar este juego. Una vez que consigues escapar de la bóveda 101, pisas un mundo y las decisiones son completamente tuyas. Puedes hablar con todos los personajes del juego e ir adquiriendo opciones a realizar algunos quests. Pero nada es una obligación y simplemente puedes merodear de un lado a otro del mundo como un vagabundo errante y aún así el juego será una experiencia gratificante. A final de cuentas, la idea es crear un personaje y ver qué tal le iría dentro del mundo que te ofrecen. Puedes crear tu personaje soñado y simplemente hacer un avatar de ti mismo y tomar las decisiones que tú mismo tomaría inmerso en esa situación. Este aspecto del juego es lo que más me recuerda a los RPGs originales, en donde uno debía adentrarse en un universo de juego tan intrincado como la imaginación de quien desarrollaba la historia y donde el objetivo principal era crear una historia en base a tus decisiones. De ahí que diga que Fallout 3 es un RPG de verdad.

Con esta entrada, no pienso de ningún modo menospreciar a los juegos electrónicos de RPG que no se apeguen tanto a este concepto. A final de cuentas, aunque surgen de un punto en común, este género ha cobrado una identidad y vida propia, pero es bueno ver que las nuevas tecnologías que nos ofrecen las consolas de séptima generación permita que algunos desarrolladores regresen a los inicios del concepto.

Recomiendo este juego ampliamente a todo aquél que tenga la oportunidad de adquirirlo. Por mi parte, me hice de la edición especial que incluye un Bobblehead del VaultBoy de la Bóveda 101, una lonchera metálica de Vault-Tec, un libro con el arte del juego, un Blu-Ray con el Making of y por su puesto, el videojuego. Fallout 3 está dispnible para PS3, PC y el pisapapeles de $4,500 con luces rojas X-Box 360.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: